SISTEMA LÁSER MULTIDISCIPLINAR

Nuestro Láser S30 PODYLAS™ es un sistema de láser podológico que nos permite tratar la gran mayoría de las patologías que encontramos a diario en nuestra consulta.

Onicomicosis

La onicomicosis – conocida comúnmente como hongos de las uñas – es una infección fúngica en las uñas de los pies que afecta a un porcentaje elevado de la población. Esta infección distorsiona el color, la estructura y el grosor de la uña, llegando a destruirla por completo, si no se toman medidas para combatirla.



Tras un diagnóstico previo, realizando un cultivo de la lámina ungueal, los tratamientos se personalizan en función de cada caso, pudiéndose prescribir medicamentos tópicos - como las lacas ungueales -, orales y el láser S30 PODYLAS™, o bien una combinación de todos ellos. Es un procedimiento cómodo e indoloro que provoca un efecto térmico controlado que penetra hasta el lecho de la uña y destruye los hongos sin causar daños en el tejido circundante.

¿Cómo funciona? Se aplica el haz láser de S30 PODYLAS™ sobre las uñas infectadas y la piel que las rodea, alternando pases horizontales y verticales y repitiendo el procedimiento varias veces para que no quede ninguna zona sin tratar. La energía del láser provoca un efecto térmico controlado que penetra hasta el lecho de la uña, destruyendo los hongos y sin causar daños en el tejido circundante. El tratamiento son varias sesiones de una duración media de 10-15 minutos, dependiendo de la cantidad de dedos afectados.

¿Qué se siente durante el tratamiento? El procedimiento es cómodo e indoloro; se puede notar cierta sensación de calor en la uña.

¿Tiene efectos secundarios? No, el tratamiento con S30 PODYLAS™ es seguro y no tiene ningún efecto secundario.

¿Cuántas sesiones se recomiendan? Por lo general, después del tratamiento inicial se recomienda realizar 4 sesiones con una duración de 15 minutos para garantizar la erradicación del hongo.

¿Cuándo podré volver a mi actividad normal? El retorno a la vida cotidiana después de una sesión de tratamiento es inmediato.

¿Pueden volver a reaparecer los hongos? Las uñas tratadas mostrarán una mejoría a las pocas semanas del tratamiento, aunque será necesario seguir unas pautas de cuidado que te recomendará tu podólogo para evitar una posible reaparición de los hongos.

¿Puedo pintarme las uñas mientras dure el tratamiento? Es imprescindible que retires el esmalte y la decoración de las uñas antes del tratamiento. Después de la sesión de láser, podrás volver a pintarte las uñas con lacas que no contengan hierro o magnesio. Consulta con el podólogo.


Ventajas del tratamiento con S30 PODYLAS™:

Indicado para todo tipo de hongos.
Resultados probados con gran eficacia.
Tratamiento seguro.
Confortable.
Sin necesidad de medicación oral.
Sin efectos secundarios.
Indoloro.
Resultados en pocas sesiones.
Reincorporación social inmediata.



Pie diabético

La nueva generación de equipos láser, más compactos y potentes, como S30 PODYLAS™, facilita su aplicación y acorta notablemente el tiempo de cicatrización y tratamiento, tanto de úlceras como de pie diabético.

El láser actúa en los tejidos mediante un triple efecto:

Mejora la vascularización.
Mejora la regeneración tisular.
Efecto antibacteriano.

Verrugas plantares, papilomas

El tratamiento con láser quema (cauteriza) los pequeños vasos sanguíneos cerrados. Con el tiempo, el tejido infectado muere, y con ello el papiloma.

Recuperación postquirúrgica

El láser se emplea en la cicatrización de procesos quirúrgicos, evitando que se cree tejido cicatrizal, fuente de dolor crónico.

Tendinitis Aquilea, fascitis plantares o espolones

En estos casos, la terapia analgésica y antiinflamatoria mediante la mejora de la vascularización, se produce por un proceso de angiogénesis: una dilatación de los vasos ya existentes. A mayor riego de sangre, más aporte de oxígeno y mejor cicatrización.

Además, se favorece el proceso por el que el cuerpo se libera de los productos de desecho. De la misma forma, en el tratamiento del dolor, el láser estimula la creación de ATP y fibroblastos, y da al cuerpo una energía extra fundamental para regenerar el tejido.

Helomas neurovasculares y queratosis plantar intratable (IPK)

El láser acorta el tiempo de recuperación en helomas y en IPK. Además, evita la administración de terapia farmacológica y consigue una mejoría visible desde la primera sesión. Su uso está indicado tanto en casos crónicos, como en agudos. No produce ni dolor residual, ni efectos secundarios.